HACIA UN HÁBITAT JUSTO: EL SUEÑO DE ANGÉLICA

Desde hace 35 años, Madre Tierra trabaja codo a codo junto a las familias que viven en los barrios del conurbano bonaerense, con el desafío de alcanzar un HÁBITAT JUSTO como horizonte.

Abordar el derecho a un HÁBITAT JUSTO nos habla de la necesidad de que todas las familias en nuestro país cuenten con una infraestructura habitacional adecuada, en la que niñeces y adolescencias puedan crecer y desarrollarse integralmente.

Les presentamos la historia de vida de una familia de las centenares que conocimos y acompañamos en este recorrido de 35 años…

UNA DÉCADA DE LUCHA

Angelica en el patio de su casa antes de la obra

Angélica Pérez hoy vive junto a su marido y sus hijos de 16 y 8 años en una vivienda confortable en el Barrio Los Hornos de Cuartel V, Moreno, pero apenas una década atrás, ellos eran desalojados del asentamiento precario e informal que habitaban en el barrio 25 de Mayo de dicho distrito.

Angélica y su familia, cargando consigo todas sus pertenencias, se radicaron entonces en Los Hornos, un barrio llevado adelante por el Municipio de Moreno y Madre Tierra.

Muy lejos de un HÁBITAT JUSTO…

EL SUEÑO DE ANGÉLICA

Angelica junto a sus hijos frente a su casa mejorada.

“Mi sueño, mi anhelo, es terminar mi casa, tener un espacio para mi marido, para mí y para mis hijos”, nos contaba Angélica dos años atrás, cuando comenzamos el esfuerzo conjunto en pos de mejorar su vivienda.

De la mano del programa de Mejoramiento en las Condiciones de Habitabilidad y con el acompañamiento de Madre Tierra, esta familia cumplió el sueño de remodelar su casa.

En su hogar, los mejoramientos incluyeron la construcción de dos habitaciones, una sala-comedor y techo nuevo. 

En el marco de las remodelaciones, se realizó la losa en tres ambientes, trabajos de revoque, carpeta, cerámica, instalaciones eléctricas y colocación de puertas.

LA CASA COMO IDENTIDAD

Angelica en su nuevo dormitorio luego del mejoramiento.

Los trabajos de remodelación contaron con la mano de obra del esposo de Angélica. “Mi marido es albañil y él mismo hizo la construcción. Eso fue un orgullo y una felicidad, nos motivaba más, él ponía esos detalles que nos gustaban”, nos cuenta Angélica.

En cuanto a las actividades con las que ella contribuyó en la obra, resalta: “Recibir los materiales, elegir la cerámica y el color de pintura, mantener todo ordenado… En cada detalle, yo estaba presente”.

Actualmente, su casa no solo es un lugar seguro para que su familia salga adelante: también es un reflejo de su identidad.

“Para nosotros es muy emocionante poder alcanzar el sueño deseado de tener una pieza más para mi otro nene y más comodidad para toda la familia”, resume Angie. Su familia accedió a un HÁBITAT JUSTO.

UN HÁBITAT JUSTO

los niños de la familia disfrutan de una habitación propia para jugar, estudiar y tener un espacio propio.

El proyecto en pos de un HÁBITAT JUSTO ejecutado en Los Hornos con el apoyo de Madre Tierra se basó fundamentalmente en la participación de las familias en la toma de decisiones ligadas a los mejoramientos de las viviendas y la creación de redes comunitarias.

Equipos multidisciplinarios de Madre Tierra trabajaron directamente en el barrio para asegurar la materialización del derecho a la vivienda, y desde la sede de la organización, en Morón, se brindó soporte jurídico y contable durante todo el proceso.

LO QUE VISIBILIZA LA PANDEMIA

Alngelica y su hijo menor posan  en el comedor de la casa mejorada.

Es difícil siquiera imaginar las posibilidades reales de atravesar esta pandemia mundial, así como de cumplir una estricta cuarentena, para los sectores en mayor situación de vulnerabilidad social, sin condiciones habitacionales adecuadas..

Angélica intenta ponerlo en palabras: “Agradezco que se haya podido concretar el mejoramiento de nuestra vivienda. Si este tiempo nos hubiera tocado poco tiempo atrás hubiese sido muy triste. Vivíamos en casilla, bajo la humedad y el frío”.

Este tiempo oscuro para la humanidad, paradójicamente, quizás ilumina como nunca la necesidad de hacer realidad para toda la población el derecho a un HÁBITAT JUSTO y a la generación colectiva de condiciones para un entorno familiar y social más saludable.

Madre Tierra en las Redes

IG @madretierra1985 FB: A.C.Madre.Tierra / TW: @MadreTierraAC

En nuestros 35 años ya logramos crear 17 barrios, mejorar más de 3200 viviendas, avanzar con 1200 soluciones cloacales y de agua potable y crear 32 centros comunitarios. 

Mirá nuestros proyectos en marcha

Con tu ayuda podremos continuar con nuestro trabajo donde más se necesita.

¿Cómo colaborar? Podés hacer una donación a través de nuestro formulario seguro.

Vos también podés sumar tu semilla:

Hacé tu donación